Cocodrilos de Caracas continúa añadiendo piezas a un competitivo conjunto que tiene como único objetivo volver a alcanzar la gloria máxima en el país. Este viernes, en horas de la tarde, el dominicano Luis Montero se incorporó a las prácticas en Cocodrilos Sports Park.

Montero es el segundo jugador importado que arriba a la capital, después de Xavier Roberson. Tras su primer entrenamiento con la casaca sauria, “Pinguilín” quedó muy satisfecho: “Estoy feliz por compartir con este grupo, que lo veo muy bien, trabajando con intensidad. Todo esto me inspira a dar lo mejor de mí para el equipo. Será una buena temporada”.

El oriundo de Santo Domingo sabe que la escuadra de la Cota 905 pudo haber llegado más lejos el año pasado. Basándose en ello se motiva aún más, al igual que el resto, para hacer un mejor papel en el venidero torneo.

Apuesta segura

Luis Montero no es ningún desconocido. El exNBA fue el jugador más destacado del cuadro capitalino en la Copa LPB, competencia desarrollada el año pasado.

Me siento muy bien por estar de vuelta. Este es un equipo que me abrió las puertas desde el primer día que estuve en Venezuela. Estoy muy agradecido por ello”.

En la pasada Copa LPB, el dominicano fue el líder en puntos anotados (268), rebotes (125), asistencias (65), robos de balón (30) y minutos jugados (606) del conjunto saurio. Jugó todos los partidos, incluyendo los cinco encuentros de postemporada.

Su última experiencia internacional fue en Argentina. El espigado escolta y alero jugó con Club Atlético Platense, equipo perteneciente a la Liga Nacional de Baloncesto (LNB). Tras 11 partidos -todos como titular-, Montero promedió 15.3 puntos, 7.6 rebotes, 2.7 asistencias, 1.8 robos y 1.2 bloqueos.

Experiencia de selección

Montero, de 26 años de edad, fue llamado por la selección de República Dominicana para la primera ventana clasificatoria a la AmeriCup 2021. Los quisqueyanos dividieron honores ante Canadá, y él promedió 4.5 puntos y 3.0 rebotes por compromiso.

Para Luis, todo el conocimiento adquirido en la selección dominicana le ayudará no solo a él, sino también al resto del equipo.

Haber representado a mi selección es una experiencia que no se puede olvidar. Pienso seguir representando a mi país hasta que pueda. Es una experiencia que me gustaría traer aquí para ayudar a mis compañeros. Se trata de avanzar y ayudarnos unos con otros”.

“Pinguilín” se despidió con un mensaje para la fanaticada sauria, a la cual considera tan importante como cada uno de los miembros del equipo.

Esperamos que nos apoyen, todos. Son nuestro sexto hombre, sin ellos no podemos. Necesitamos de su presencia”.